Si tienes un negocio o empresa y quieres sacarlo adelante sin redes sociales, eres todo un valiente, sobre todo si emprendes desde cero en estos tiempos que corren. ¡Qué arduo es el camino del emprendedor! Para ganar la batalla a los difíciles comienzos, las RRSS ofrecen una buena opción que no requiere, al principio, de una gran inversión.

¿Qué es lo que aporta a tu empresa tener perfiles cuidados y activos de Instagram, Facebook o LinkedIn, entre otros? Desde Beatriz Tabarés Comunicación podemos resumirlo en cuatro claves principales:

1. Te permite acceder a tu público objetivo sin coste inicial. Sólo tienes que saber cómo crear perfiles profesionales de empresa, lanzarlos con material de calidad que quieras dar a conocer, y exponer en ellos tus servicios o productos y tus vías de contacto.

2. Te otorga la cercanía que en la actualidad tanto se valora, y te da la oportunidad de conocer de cerca a tus clientes o público objetivo, pudiendo leer y contestar sus dudas, opiniones o sugerencias. ¡El cliente siempre quiere sentirse escuchado y valorado! Esta es una premisa que no debes olvidar.

3. ¡Que viva la publicidad económica y asequible! Esto es lo que promueven las redes sociales: publicidad de bajo coste o al coste que el usuario considere oportuno en función de su presupuesto. Una gran ventaja, sin duda. En función de lo que invirtamos y de cómo lo hagamos, alcanzaremos a un público mayor o menor, pudiendo segmentarlo a nuestro gusto, y teniendo en nuestras manos la oportunidad de controlar la evolución de nuestra inversión, por pequeña que sea. Sus estadísticas cada vez otorgan más información sobre cómo funciona la promoción y ese es un gran punto a favor de las RRSS.

4. Las redes sociales son un punto extra importante, pero no son milagrosas, y las influencers tan aclamadas hoy en día, tampoco. Ambos son una herramienta más para captar posibles clientes de nichos muy concretos, pero activos. Cada red social tiene su público específico, y cada negocio o marca tendrá que dirigirse a aquél que más le interese, pero de eso ya hablaremos con más detalle en otro post.

Como veis, a priori puede parecer que no, pero detrás de esas redes sociales tan mencionadas hoy en día por todos hay un mundo cada vez más lleno de detalles y alternativas por explorar y poner a prueba. Un mundo en constante cambio que nos permite sacar a flote nuestra empresa o darnos a conocer.

¿El último consejo? Si necesitas ayuda continua y quieres expandirte de forma nacional o internacional, déjate asesorar por un profesional que diseñe una estrategia personalizada para tu empresa, negocio o marca personal, como hacemos en Beatriz Tabarés Comunicación. Puedes contratar a alguien especializado en Social Media, o como comentamos, pedir asesoramiento profesional puntual si tu presupuesto no te lo permite. Para ello, os recomendamos nuestra masterclass presencial orientada al usuario o pequeño empresario o emprendedor. Y es que, aunque parezca sencillo, generar contenido diario de calidad requiere de trabajo y esfuerzo, y para manejar y hacer crecer a una comunidad, hay que tener al frente de la misma a un profesional que te garantice resultados positivos.

Aunque muchos crean que es fácil hacerse pasar por Community Manager, esta profesión requiere de una formación cualificada digna de valorar.

Y tú, ¿te vas a animar a arrancar tu negocio en redes sociales? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

 

Beatriz Tabarés. Periodista y Social Media Manager. Especialista en comunicación. Fotógrafa y videógrafa.